Me enamoraste


Placentera  y  encantadora 
fulminante me consumiste, incompasiva me enamoraste,
con quietud te fuiste, sin importancia me dejaste.

 En nuestro  intercambio amoroso
Con estrépito te alabé y con optimismo me aventuré,
claro la sístole y fuerte la diástole resonaba mi latir por ti.

Ahora con resignación me reservo mi afición por servirte
 Mis poemas se han perdido en garabatos llenos de vacio,
 y mi amor  guardado en el bolsillo para gastarse.
  
Con saboreo y paciencia aguardare verte otra vez  
cuando mi desatino en forma de un indiscreto desliz se presente,

y esperaré vivir gozosamente el haberte amado.


E.R

Comentarios

Entradas populares de este blog

Gran Viajero

Suplica I

Fuck me