Consume todo




Si enciendes mi alma, que importa que me hagas cenizas al terminar el día. 
Si tus besos son el veneno que tanto me gusta consumir, es mi muerte favorita. 
Si tu mirada es el arma más filosa que me destroza en segundos, soportaría mil heridas más. 
Si tus piernas son las cadenas que me atan al placer, viviría siendo su prisionera. 
Si tus manos acarician mi cuello, que torturen a mi corazón y que hagan estallar cada arteria. 
Si enciendes mi alma, que importa que no renazca sobre tu cuerpo al amanecer… 

Amarte será mi condena. 







L. Mdz. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Gran Viajero

Suplica I

Fuck me