Cruda Verdad





Mentirnos esta de más cuando el destino me golpea el rostro y me grita que tu amor es como el agua que resbala entre mis dedos. 
Nunca me amaste, nunca fueron míos esos besos que jamás pude probar. 
Tus latidos nunca me pertenecieron, fui el aire que rozo tu cabello al caminar.
Fue la ultima estrella en tu cielo, tu fuiste la luna que anunció su aparición antes de tiempo. Fui el cometa que paso y que nadie vio. 

Fui aquella ola que llegó y regresó al mar, allá donde pertenecía. 
Tú aquel fuego que llegó a quemarme y me hizo cenizas. 
Tus palabras fueron espinas que clavaste sin piedad y que voluntariamente acepte. 
Acepte el dolor que venia contigo, aquella mentira que día a día permití creerme. 
Llegaste como tormenta a inundar todo hasta ahogarme. 

Fuiste aquella ilusión en medio del desierto que acose pero que nunca existió. 
Fuiste el sabor amargo que me volvió adicta en noches de soledad. 
Fuiste la soledad en su máxima expresión. 
Fuiste el silencio en la profundidad de mi alma que me ato y me doblegó. 

Nunca me amaste, pronunciaste palabras que mi corazón quería escuchar. 
Fuiste el veneno que creí antídoto para mis días grises, fuiste la droga que me mantenía pero que me degradaba. 
Fuiste un ave de paso, que vino hacerme compañía y que voló al amanecer. 
Fuiste el grito ahogado en la habitación, el nudo en la garganta que duró meses.

Mentirnos esta de mas cuando el destino clavo sus agujas de verdad sobre mi pecho y me hizo ver la falsedad de tu amor. 
Nunca me amaste, lo sé porque durante la noche escuche reír a las estrellas cuando pronunciaba tu nombre. 
Fuiste aquello que en días buenos me levanto y que me arrojó al abismo. 
Fuiste aquel camino lleno de flores marchitas que mis ingenuos ojos ignoraron. 
Fuiste el sol iluminando mi camino pero encendiéndome la piel. 
Fuiste la mentira más grande que quise convertir en la verdad más crédula. 

Nunca me amaste, ese falso brillo en tus ojos me lo gritó. Esa falta de tiempo, esa excusa constante que creí real, eso lo comprendí. 
Nunca me amaste, fui aquello que solo quisiste tener y desechar. 
Nunca me amaste, fuiste aquello que ignore y mató todo en mí.

Simplemente nunca me amaste. 




Comentarios

Entradas populares de este blog

Gran Viajero

Suplica I

Fuck me