Explorador






Sin imaginarlo, sin siquiera pensarlo, te encontré en los paisajes más tenues, en los páramos en donde se desconocía la luz del sol.
Llegaste cómo aquel ser en busca de nuevas aventuras, cómo un desconocido asombrado que no se detiene ante la primera mala impresión. Observaste el paisaje más desolado y nada te detuvo para continuar con una gran sonrisa y empezar a explorarlo. 
Pisaste las ramas que el más fuerte viento había quebrado de árboles que en su tiempo habían sido grandiosos, hiciste crujir las hojas que llevaban consigo memorias jamás contadas y admiraste aquel sitio vacío en donde antes había sido el lugar de un hermoso lago.

Ahí estabas, con los ánimos estallando y desbordándose por cada parte de tu ser y con aquella radiante mirada que analizaba todo con gran maravilla. Eras el mejor explorador que había pisado aquel olvidado paisaje y que con cada paso lleno de confianza y entusiasmo, lo hacías revivir, lo hacías florecer en medio de las penumbras. Ahí estabas con tu inigualable fuerza y valentía que te hacía continuar sin siquiera detenerte a pensar en lo horrible que era la hostilidad del ambiente. 

Sin imaginarlo, sin siquiera pensarlo, recorriste todo aquel paisaje que era yo. Pasó a paso fuiste quitando todo lo marchito, fuiste el pedacito de paz que llegó a reponer todo después de una tormenta devastadora. Ahí estabas, con tu amor por delante recogiendo cada rama, cada hoja, cada parte de lo que significaba ser yo. Ahí estabas, ahuyentando las penumbras y haciendo que el sol nuevamente llenara todo con su luz tan resplandeciente. 

Ahí estaba yo, floreciendo nuevamente delante de ti, sin detenerme.



Secuelas del Tiempo (L.Mdz)





Comentarios

Entradas populares de este blog

Gran Viajero

Suplica I

Fuck me