Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2017

Confesión I

Imagen
Y es verdad eso que dicen, El amor llega cuando crees haber perdido todo. Eso sucedió aquella noche en la que mis estrellas Encontraron un nuevo cielo para brillar, Tu cielo.
Es verdad que mentí, Quizás unas mil mentiras acosen mi mente, O quizás eran verdades a medias, da igual. Tu cielo fue mas claro que el mío, Y ahi quise estar.
Es verdad que enloquecí, En cuanto te mire detenidamente, Y descubrí que tu sonrisa es la cura a mis heridas. Que tus pequeños ojos, son mas que eso, Son mi paz.
Es verdad que escribo, Que te escribo cada semana o cada mes, Pero la verdad es que te escribo desde siempre. Desde mucho antes que llegaras a mi vida, A este caos que ahora es tuyo también.
Es verdad que soy de ti, A medias, a pedazos a veces entera. Cuando mis fuerzas escasean y vienes tu, A levantarme con tu paciencia y tu amor, Ese amor tan tuyo, tan puro.
Es verdad eso que dicen, Que enamorarse es de valientes y de ciegos, Arriesgando todo, perdiendo sin perder, Ganando sin ganar, pero sonriendo como tonto, Y así estoy y…

Me marché

Imagen
Entonces me marché, con mis besos y abrazos guardados en la maleta. Sin mirarme, sin pronunciar alguna palabra me hiciste saber que el fin apenas comenzaba.
Ese silencio que había aparecido entre nosotros, terminó consumiendo el amor que creíamos invencible. Entonces, empaqué mis memorias, mis ilusiones, mis sueños de alcoba que junto a ti había creado. Sin mirarme, sin detenerme, me fuiste arrojando al vacío. A ese lugar en donde los demonios consumen todo lo noble de nuestro ser.
Entonces caí, el golpe más fuerte fue cuando mis manos buscaban de las tuyas para sostenerme y la única que me cobijo fue la soledad.
La noche más larga fue aquella en la que el frío me fue tan cálido y tuvo piedad de mí; destruyendo todo a su paso, menos destruyendo lo que yo era. El día pesó más que la noche y me deshizo, como un frágil pétalo.
Y ahí estaba tu recuerdo, inquietando mi alma; incendiando lo poco de mí. Matándome sin remordimiento.
Entonces, supe como decirte “adiós” sin derrumbarme. Besando tu recuerdo…

Mi persona

Imagen
Recuerdo el día que nos dijimos adiós, como tu enojo fue más grande que el amor que por años juraste tenerme. Como tus palabras fueron cuchillos filosos atentando contra mi vida y tu rabia transformo aquellos ojos que solían llenarme de paz.
Por mucho tiempo tus palabras fueron el eco atrapado en las paredes de mi habitación, torturándome todas las noches incluso durante los días más hermosos. Palabras llenas de veneno que hacían marchitar lo poco que había sobrevivido de ti, pedazos que nunca se reconstruían del todo por tener grabado algo tuyo.
Memorice cada una de las oraciones llenas de odio que inundaron mi ser aquel día, como dijiste y prometiste que nadie más llegaría amarme de la manera en que lo habías hecho tú, que mis demonios siempre iban hacer más grandes y nadie más sabría como lidiar con ellos, que todos se rendirían antes de conocerme, nadie iba a querer conocerme. Que mi pasado y el caos que yo significaba, terminaría dejándome sola por una eternidad. Que el amor, no se…