Desprendimiento



Recuerdo como te arranqué de mi carne, entre sollozos y disgustos que habían crecido los últimos días. Como la luz del día quemaba mis recuerdos y el viento de la noche llevaba consigo las cenizas. 
Recuerdo como mi alma se marchitaba, y tu lo ignorabas. 
Entonces el día pesó y la noche cayó derrumbando todo a su paso. 

Recuerdo como renací, y te dije adiós. 
Sin decirlo, sin pronunciarlo… 

solo desprendiendo de ti.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Gran Viajero

Suplica I

Fuck me